Colostomía

Inicio arrow Alimentación
PDF Imprimir E-Mail

Alimentación

Todo lo que comemos y tomamos sirve como bloques de construcción para el cuerpo.  Para mantener la buena salud, el cuerpo requiere carbohidratos, proteínas, grasas, minerales y vitaminas.  El agua no es nutritiva pero es absolutamente necesaria.  Tener una dieta balanceada ayuda a mantener buena nutrición y mantiene la actividad intestinal normal.

Tenemos un entendimiento claro de lo que el cuerpo necesita para la buena salud. Nuestro gobierno ha publicado ámpliamente la “piramide nutricional”, que indica cuantas medidas de varios tipos de alimentos son necesarios para la buena salud.

No existe tal cosa como una dieta de colostomía.  Una colostomía no es una enfermedad, asi que trata de comer los mismos alimentos que has comido y disfrutado en el pasado.  Si tienes una dieta para una condición como diabetes o hipertensión, claro, apegate a esa dieta.

Los alimentos pueden ser ácidos o alcalinos, suaves o condimentados, laxantes o astringentes.  La verdad es que los alimentos actúan de forma diferente en personas diferentes.  Es bueno intentar regresar a tu dieta normal previa.  Mastica bien y observa el efecto de cada alimento sobre tu colostomía.  Aquellos alimentos que no te han caído bien durante tu vida, pueden continuar haciendolo.

Si utilizas una bolsa siempre, no te avergonzarás si algo que comiste produce un desecho inesperado.  Pronto aprenderás cuales alimentos producen gas u olor, cuales causan diarrea y cuales producen constipación.  Con este conocimiento, puedes regular el comportamiento intestinal en gran manera.

Nota:  No puedes prevenir el movimiento intestinal al parar de comer.  Un intestino vacío produce gas.  No importa cuales sean los planes para tu día, come regularmente, varias veces por día, y posiblemente una pequeña comida antes de dormir.  Tu colostomía funcionará mejor al hacerlo.

 

Comprar

New Image