Gas y Ruido.

Todos expulsan algo de gas.  Esto es cierto especialmente durante las primeras semanas y meses después de la operación.  El gas excesivo puede venir del aire deglutido.  Debes comer tranquílamente en un ambiente relajado con tu boca cerrada y masticando bien.  La goma de mascar y las bebidas gaseosas deben ser usadas con moderación.  Ciertos alimentos, como los pepinos, el repollo, brócoli, champiñones, cebollas, pescado y frijoles secos pueden causar gas intestinal. Grandes cantidades de vegetales pueden causar gas, también los dulces.  La constipación o los retornos de irrigación incompletos pueden causar gas temporero.

Si continúas inquieto, anota lo que comes y como es preparado.  De esto puedes aprender lo que está causando el problema.

Para silenciar los ruidos de salida del gas, coloca tu mano sobre el estoma y mientras, doblate un poco hacia delante.  Come regularmente y evita comidas gaseosas.

Deja un comentario